viernes, 2 de septiembre de 2011

CON EL SABOR A CAMPO LA MUSICA DE JORGE PALADINO.



CON EL SABOR A CAMPO LA MUSICA DE JORGE PALADINO.:
Es un clásico de la música de «tierra adentro» y aún de afuera. Jorge Paladino desde los años 60 logró que su arte inundara las ondas hertzianas, y que su canto alcanzara los espacios radiales vedados para el compositor nacional.

Paladino retorna este 18 de junio a las 7 de la noche en el Centro Cultural Managua, donde presentará su CD «Antología», introducción que será un concierto en el que participarán el trío «Los Juglares» y un conjunto de danza folklórica.

Este exitoso cantor nació en el barrio Guadalupe, de Chinandega, y guarda como secreto de estado su fecha de «vencimiento». La mejor excusa es: «Un artista nunca dice su edad, porque desencanta a su público».

Hablar de Jorge Paladino, el creador de la famosa Cumbia Chinandegana, es recordar toda una época que va desde los años sesenta hasta nuestros días. El chinandegano es uno de los cantautores nacionales que rinde culto al amor aunque existen algunas personas que dicen todo lo contrario, que canta a las personas acabangadas.

SU FAMOSA CUMBIA CHINANDEGANA

Muchos miles de nicaragüenses empezaron a conocer a Jorge Paladino desde los años sesenta, pero cobró notoriedad cuando salió la candente y bullanguera Cumbia Chinandegana, sobre todo para los jóvenes de mediados de los 70. Los que hemos estado detrás de la pista de nuestros artistas nacionales, le conocemos desde hace más de cuatro décadas, cuando salió con sus primeros temas musicales.

Una de esas canciones es aquella inolvidable que se titula «Ya soy tu prisionero», que salió a inicios de la década de los sesenta.

Cuando la canción «Ya soy tu prisionero» fue grabada en disco de acetato, el famoso Mercado Oriental de Managua era sólo el galerón, y de la esquina de la Farmacia Mendoza dos cuadras hacia arriba, se estacionaban las carretas de bueyes que llegaban procedentes de Las Sierritas, Ticuantepe y La Concha.

Los campesinos que arribaban a la capital procedentes de esos lugares, siempre traían sus radios de baterías para escuchar las canciones de Paladino, quien estuvo muy de moda aunque ahora casi ni lo programen en las emisoras nacionales.

Muchos capitalinos recuerdan con mucha nostalgia cuando las calles por donde hacían su entrada las populares carretas de bueyes eran de puro polvo, con rampa y, en lo que hoy es la famosa Colonia de Altamira, existía un guindo largo y ancho con una profundidad de más de doscientos metros.

TEMAS NOSTALGICOS

En esa época, cuando Jorge Paladino salió con su tema «Ya soy tu prisionero», estaban de moda los grandes de la canción ranchera como Javier Solís y Miguel Aceves Mejía, entre otros. Aunque también en las roconolas sonaban las canciones de la famosa Sonora Matancera.

Su padre fue don Conrado Paladino González, un finquero, quien lo quiso mucho. Fue él quien le compró la primera guitarra, a los 10 años.

A los 16 empezaron los golpes de amor y las cabangas, tocaba y tocaba canciones de nostalgias y desventuras, pero todavía no componía.

En 1962 compuso su primera canción: «Para vivir sólo contigo», la segunda fue «Me siento morir». Estos temas los presentó a Julio César Sandoval, quien lo recomendó a Lorenzo Cardenal, director de Radio Centauro. Ahí grabó su primer disco. Cada miembro del grupo de Paladino puso 400 córdobas. Los discos fueron «prensados» en México y le vinieron 45 días después de la grabación, justamente el día de su cumpleaños.

Ahora nos muestra esta retrospectiva. Su vida del acetato y del vinilo a la grabación láser-digital, es lo que presentará el 18. Un aplauso para Jorge Paladino, un grande de nuestra canción.

LIC:RENE DAVILA /01090011